Menú
InicioSobre míCurso de Alimentación ComplementariaIniciar Sesión en el curso de Alimentación ComplementariaBLW BlissConsulta Pediátrica
MultimediaTiendaBlogContacto
Volver a Blog

¿Puedo usar sal en la alimentación complementaria?

Nov 8, 2021
¿Puedo usar sal en la alimentación complementaria?

La sal es una de las especias más utilizadas en la cocina alrededor del mundo, pero, también es uno de los principales alimentos prohibidos para el bebé antes del año de vida.

Hoy quiero compartirte más información sobre la sal y su uso al iniciar la alimentación complementaria. Seguramente en la familia han hablado alguna vez de “reducir el consumo de sal”, y al tiempo surge la pregunta “¿cuánto sodio es mucho sodio?” “¿De dónde viene tanta sal en la alimentación?”

Te doy una pista... no viene del salero. Si bien es cierto que en muchas familias se abusa de la sal de mesa al adobar los alimentos, la FDA reporta que al menos el 70% del sodio que la mayoría de familias consume, proviene de los procesados y ultraprocesados además de muchos otros aditivos ocultos en los ultraprocesados) y no de la sal que se añade a la comida durante la preparación o la alimentación. El exceso de sal también proviene de productos como salsas y aderezos que son especialmente altos en sodio.

Como promotor de la #ComidaReal siempre hago énfasis en que debemos procurar que nuestra alimentación incorpore en su mayoría alimentos naturales en lugar de envasados, procesados y ultraprocesados.

 Puedes consultar ¿cómo identificar un ultraprocesado?

  • Se considera ALTO en sodio todo producto cuyo valor diario indique 20% o más.
  • Se considera BAJO en sodio todo producto que indique 5% o menos. 




Así que… ¿Cuánto sodio al día se debe consumir según la edad? (De acuerdo a la NHS)


➡ 1 a 3 años - 800 mg

➡ 4 a 6 años - 1.200 mg

➡ 7 a 10 años - 2.000 mg

➡ 11 o más - 2.400 mg




Recuerda que los bebés menores de un año no deben consumir sal, la leche materna les aporta el sodio necesario para el desarrollo. No añadas sal a las comidas de tu bebé ni al agua de cocinar de tu bebé, ya que sus riñones están aún inmaduros para procesarla. Tampoco uses cubos de caldo o salsa, ya que a menudo tienen mucha sal.

¿Y cómo saber cuánta cantidad de sal tiene cada alimento?

Por regla general, las etiquetas hacen referencia a los valores nutricionales por porción. En el caso del sodio encontraremos dos guías: la cantidad de mg de la porción, y el porcentaje (%) del valor diario.
 Por esta razón es muy importante saber cómo leer la lista de ingredientes de los empaques, así puedes conocer qué estás consumiendo y qué consume tu bebé. 

El valor diario es REFERENCIAL e indica cuánto aporta ese nutriente en base a una dieta diaria promedio de un determinado número de calorías. Si lo desconoces, por favor valida con tu pediatra el número de calorías aproximado que se requieren consumir ya que cada cuerpo es distinto.

Una dieta alta en sal puede afectar a futuro la salud de tu hijo(a) ya que aumenta las posibilidades de tener hipertensión arterial o algún tipo de cardiopatía. 

Antes de comenzar cualquier tipo de dieta o si existe alguna pregunta frente a la alimentación complementaria, es primordial acudir con un profesional para recibir el acompañamiento correcto dependiendo del organismo que tiene tu bebé. 

No te preocupes por la "sazón" de la comida de tu bebé, el paladar del bebé es una hoja en blanco.

Muchas familias se preocupan porque la comida del bebé va a quedar "simple" o "sin sabor" sin no hacen uso de la sal. Recuerda que el paladar de los bebés no está condicionado como el nuestro, los paladares se educan y se acostumbran a los excesos. ¿Qué mejor oportunidad de regular el consumo de sal de toda la familia que iniciando por tu bebé?

Si no sabes cómo iniciar tu alimentación complementaria, te recomiendo mi curso online de iniciación que te dará las bases y seguridad para iniciar.