Menú
InicioSobre míCurso de Alimentación ComplementariaIniciar Sesión en el curso de Alimentación ComplementariaBLW BlissConsulta PediátricaConsulta Online
MultimediaTiendaBlogEquipoSuscripciónContacto
Volver a Blog

¿Qué implicaciones tiene un intestino permeable?

Jun 10, 2021
¿Qué implicaciones tiene un intestino permeable?

Un intestino sano es selectivamente permeable o poroso. Esto quiere decir que los nutrientes pueden ser absorbidos, pero no permite que las toxinas, los patógenos (es decir, bacterias, virus, hongos) o las partículas grandes de alimentos pasen al torrente sanguíneo.

🔴 Un intestino permeable, en cambio, no cumplirá con la función de no permitir que los elementos no deseables pasen hacia el torrente sanguíneo y causen inflamaciones y disfunciones como inflamación, diarrea, estreñimiento, ansiedad, trastornos en el sueño, problema cognitivos, acné, rosácea, eccema, asma y sensibilidades alimentarias.

El 70% de las células de nuestro sistema inmune viven en el intestino


La influencia del microbiota intestinal sobre nuestra inmunidad es de proporciones muy significativas.


✳️ No todas las disfunciones tienen la misma causa. Desde la pediatría funcional, siempre vamos a la causa y no solo a los síntomas, por ello la salud intestinal es clave.

¿Cómo podemos mejorar nuestra salud intestinal?

1️. Identificar sensibilidades alimentarias, recibir acompañamiento para recuperar el intestino.

2️. Acudir al pediatra si se presentan infecciones gastrointestinales persistentes.

3️. Identificar junto a tu pediatra los probióticos ideales para lograr una microbiota intestinal balanceada.

4️. Revisar la alimentación familiar: el consumo de alimentos ultra procesados y de baja densidad nutritiva.

5️. Consultar SIEMPRE junto a tu pediatra si es pertinente suplementar vitaminas, ácidos grasos o minerales individualizando cada caso.

Atención a la alimentación, clave para una microbiota equilibrada

La alimentación cumple una función esencial sobre la composición de la microbiota intestinal. La alimentación rica en ultraprocesados altera la composición de las bacterias del intestino y su capacidad para ejercer sus funciones de manera adecuada. Evitemos en la alimentación azúcares añadidos, aceites refinados, grasas trans, carnes procesadas, sodio y distintos aditivos. Por el contrario, incorporemos las porciones adecuadas de vegetales, frutas y comida real, que son fundamentales para componer de bacterias buenas nuestra microbiota intestinal.