Menú
InicioSobre míCurso de Alimentación ComplementariaIniciar Sesión en el curso de Alimentación ComplementariaBLW BlissConsulta PediátricaConsulta Online
MultimediaTiendaBlogEquipoSuscripciónContacto
Volver a Blog

¿Se puede practicar BLW Bliss en bebés prematuros?

May 26, 2021
¿Se puede practicar BLW Bliss en bebés prematuros?

Cuando los bebés nacen prematuros y llega el momento de iniciar la alimentación complementaria surge a menudo la siguiente pregunta: ¿pueden practicar BLW Bliss? ¿A qué edad deben iniciar? ¿Edad corregida o edad cronológica?


Es muy importante iniciar contándote que la escala de maduración de un bebé prematuro es diferente a la de un niño a término (que sí nace en los plazos establecidos), recomiendo que esperemos a que el bebé tenga los seis meses en edad corregida sugeridos para iniciar su alimentación complementaria, especialmente si es con Baby Led Weaning Bliss (BLW Bliss).

Siempre recomiendo que validemos los hitos del neurodesarrollo junto al pediatra que maneja la historia clínica de tu bebé antes de iniciar con su alimentación complementaria.

¿Cuáles son esos hitos del neurodesarrollo que debemos validar antes de iniciar con los primeros sólidos del bebé?

Hay 3 señales que nos permiten identificar que el bebé está listo para iniciar la alimentación complementaria y probar sus primeros sólidos.

Las amplias recomendaciones tanto de la OMS como de la Sociedad Americana de Pediatría son mantener la lactancia materna exclusiva idealmente al menos hasta los 6 meses de edad, y a partir de los 6 meses de edad iniciar con alimentación complementaria. Sin embargo, más allá de la temporalidad, aquí te comparto 3 señales que nos ayudan a identificar cuándo el niño está listo para iniciar:

  • La capacidad para mantenerse sentado y erguido: Uno de los indicadores claves de que el bebé está listo para comenzar con sus primeros sólidos es si tiene capacidad de sostenerse sentado con la cabeza erguida más allá de unos segundos. Si la espalda del bebé es capaz de sujetar su propio peso en esta posición durante un tiempo prudente, es una señal de que el sistema digestivo ha alcanzado cierta madurez para comenzar a recibir sus primeros sólidos.
  • Coordinación motriz: Es muy importante que el bebé haya demostrado habilidades motoras y coordinación para que pueda sostener los alimentos con la mano y llevárselos a la boca. Esto viene acompañado generalmente de mayor atención por los alimentos, abren la boca con anticipación y miran con interés la comida de los adultos.
  • El bebé no tiene reflejo de extrusión: El bebé ya no empuja automáticamente hacia afuera los alimentos con la lengua y los escupe. Este es el mecanismo protector del bebé hacia los atragantamientos y desaparece cuando ya el bebé está listo para llevarse elementos a la boca.

Si bien la edad recomendada para iniciar alimentación complementaria es de 6 meses, es posible que muchos bebés demoren un poco más en estar preparados. Es importante como padres estar atentos a las señales, mucha paciencia y siempre seguir las recomendaciones del pediatra.