Cómo se comporta el Coronavirus en los niños

Entender cómo actÚa es vital

¿Cuánto dura el periodo de incubación?

Una media de unos 5,6 días, aunque puede llegar hasta 14 días.

¿Los niños se pueden contagiar?

Sí, como cualquier infección respiratoria los niños se pueden contagiar y también la pueden transmitir.

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus en niños?

Pues si en adultos el 80% de los casos presentan síntomas leves según fuentes oficiales, el coronavirus en niños parece que este porcentaje es aún mayor. Según los datos disponibles hasta la fecha, los niños tienen buen pronóstico recuperándose en 1-2 semanas en todos aquellos casos leves.

En todas las fuentes revisadas hasta la fecha la sintomatología es muy diversa y más leve que en adultos. La bibliografía científica nos muestra que puede ir desde ser asintomáticos (sin síntomas), pasando por una simple tos hasta en muy contados casos afectación pulmonar como puede ser neumonía, bronquitis o síndrome de distrés respiratorio agudo.

Lo más habitual en los niños es fiebre, tos, mucosidad nasal, aunque algunos niños pueden no tener fiebre. Además, parece ser que el coronavirus en niños genera más síntomas gastrointestinales que los adultos, como puede ser diarrea o vómitos. Como veis todos ellos son síntomas indistinguibles de muchas de las infecciones por las que pasan nuestros hijos durante el invierno y sin prácticamente mortalidad en niños sanos.

¿Cómo se transmite el virus?

Como la mayoría de virus respiratorios se transmite produce a través de gotitas respiratorias que se expulsan al toser, al hablar o al estornudar si la otra persona está a menos de 1-2 metros de distancia. También se puede transmitir si esas gotitas de saliva permanecen una horas en superficies, aunque esto último es más difícil.

¿Qué niños se consideran niños de riesgo?

  • Pacientes inmunodeprimidos(inmunodeficiencias primarias, trasplantados, pacientes hemato-oncológicos en tratamiento con quimioterapia, niños que reciban fármacos inmunosupresores, biológicos o modificadores de la enfermedad, pacientes sometidos a diálisis, o niños con infección VIH con mal control virológico con carga viral detectable y/o disminución de CD4 o inversión CD4/CD8).
  • Pacientes con cardiopatías congénitascianóticas, no cianóticas y otras (adquiridas, miocardiopatías, pericarditis, arritmias severas) hemodinámicamente significativas, que requieran tratamiento médico, que asocien hipertensión pulmonar, en el postoperatorio de cirugía o intervencionismo cardiaco, trasplante cardiaco o en espera de trasplante.
  • Pacientes con enfermedades neuromusculares y encefalopatías moderadas o graves.
  • Pacientes con patología respiratoria crónica(fibrosis quística, displasia broncopulmonar, oxigenoterapia domiciliaria, traqueostomía, ventilación mecánica domiciliaria), excluyendo asma (considerar en asma grave).
  • Pacientes con enfermedad de células falciforme homocigota o doble heterocigota.
  • Pacientes con diabetes tipo 1 con mal control metabólico.

Mi hijo tiene asma ¿qué debo saber?

Actualmente, es poco lo que sabemos sobre cómo el coronavirus afecta a las personas con asma. Eso sí, es muy importante que todos los pacientes con tratamiento de mantenimiento para el control de su asma, continúen con él como así se lo ha pautado su pediatra/alergólogo infantil/neumólogo infantil y que, en caso de crisis, recurran a sus inhaladores habituales con el salbutamol y la cámara espaciadora.

Es importante decirles a los padres que no utilicen nebulizadores eléctricos ya que aumentaría la transmisión y la capacidad de contagio. Los niños han de usar su cámara espaciadora como siempre.  

Si yo tengo COVID19 ¿puedo dar el pecho?

Puedes, siempre y cuando utilices mascarilla y hagas un lavado frecuente de manos con agua y jabón. El virus no se excreta por la lactancia materna. Si la mamá lo prefiere o su situación clínica no se lo permite, puede extraerse la leche y ofrecérsela otra persona en biberón.

Si en esta situación de confinamiento mi hijo empieza con fiebre ¿qué hago?

Antes de nada, mantener la calma, tu hijo necesita a una madre y a un padre tranquilos.

Y continuación, tratar esa fiebre como la tratabas hace dos meses:

  • Si tiene buen estado general, juega, come, hace pipí y está contento, tranquilos, desabrígalo, ofrécele agua y obsérvalo.
  • Si tiene dolor o se queja, ofrécele paracetamol para aliviar los síntomas.

No vayas a tu centro sanitario o a Urgencias en estos momentos salvo que sea una urgencia. Es mejor que contactes con tu pediatra y que sigas instrucciones. Si en algún momento ves mal estado general, dificultad respiratoria, respiración agitada, mal color o decaimiento llamativo, ponte en contacto con los servicios sanitarios o acude a urgencias.

¿Cómo puedo prevenir el contagio por COVID-19?

Creo que si algo hemos aprendido en estos días todos como sociedad es a hacer de una vez por todas, una correcta higiene de manos. La inmensa mayoría de enfermedades infecciosas se contagian a través de nuestras manos.

  • Lávate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si no hay agua y jabón disponibles, puedes usar gel hidroalhólico.
  • Evita tocarte la cara: ojos, la nariz y boca.
  • Evita contacto directo con personas enfermas.
  • Tose o estornuda sobre un pañuelo desechable y tíralo a continuación o tose sobre el codo, nunca sobre la mano. Si lo haces sobre la mano, ve a lavártela inmediatamente con agua y jabón.
  • ¿Y qué hay de la mascarilla? Se recomienda el uso de mascarilla a todos los pacientes que tengan COVID19 o síntomas catarrales inespecíficos para evitar el contagio a otras personas.
  • Y lo más importante de todo: #QuédateEnCasa. Quédate por ti, por tus padres y abuelos que son los más vulnerables, por los miles de niños y adultos inmunodeprimidos que tenemos en nuestro país que pueden necesitar acudir al hospital en cualquier momento, por los profesionales de la salud a quienes has de proteger y sobre todo, para conseguir no colapsar el sistema, no agotar recursos y frenar la curva.

¿Deben usar mascarilla los niños?

Ante la noticia de que en varios países del mundo se han habilitado las opciones de que los niños salgan de casa por tiempos limitados y siguiendo ciertas restricciones, creo que es muy importante que los padres tengan en cuenta ciertas consideraciones.
La idea de dejar salir a los niños responde principalmente a una medida de protección de la salud mental y emocional tanto para los adultos como para los pequeños, y puede ser que la medida se comience a aplicar progresivamente en cada vez más países. La invitación que les hago es estar preparados y recordar que tenemos una gran responsabilidad en nuestras manos:


La obligación de lavarnos las manos antes de salir de casa y al volver de casa sigue más vigente que nunca y es la medida más efectiva de prevención. Por seguridad, también debemos tener precaución con las prendas de vestir que utilizamos al momento de salir y seguir las medidas de lavado.

  • La obligación de lavarnos las manos antes de salir de casa y al volver de casa sigue más vigente que nunca y es la medida más efectiva de prevención. Por seguridad, también debemos tener precaución con las prendas de vestir que utilizamos al momento de salir y seguir las medidas de lavado.
  • Los niños menores de 3 años no deben utilizar mascarillas, no solo no es una medida efectiva de protección, sino que puede causar accidentes y riesgos de asfixia y estrangulación. La medida más efectiva en estos casos es mantener la distancia de seguridad de 2 metros. En los países donde se ha autorizado la salida de los niños no está permitido que jueguen en áreas comunes y parques o que toquen ningún tipo de superficies. También debemos evitar que los niños que si puedan utilizar mascarillas se toquen en exceso el rostro.
  • Los niños que tengan síntomas que coincidan con los del COVID19 deben permanecer en casa, mismo caso para los niños que se consideran población de riesgo y tienen enfermedades respiratorias.

La recomendación es mantener la calma y seguir las medidas de seguridad establecidas.

¿Cómo transmitirle calma a tus hijos durante la pandemia?

Es una preocupación constante entre las madres, cómo podemos ayudar a aliviar el estrés y la incomprensión de los niños frente a esta nueva dinámica de vida llena de nuevos retos y limitaciones, que ha reemplazado la rutina diaria de la familia.


Como padres hay una responsabilidad muy grande de transmitirle al niño tranquilidad, es importante escuchar al niño y pedirle que nos cuente sobre sus miedos o preocupaciones. Esta pausa global es una oportunidad muy importante para acercarnos a nuestros hijos y conocerlos mucho más y fortalecer estrategias positivas de crianza. Si el ambiente familiar es de angustia, todas estas emociones negativas se le transmiten al niño, que aún está en proceso de desarrollo de mecanismos para manejar la ansiedad. Cuidemos nuestras emociones.


Si a tu niño le dan miedo las mascarillas, dependiendo de su edad, podemos explicarle con un lenguaje sencillo que las personas que usan mascarillas de tela en la cara lo hacen para ayudar a mantener los gérmenes que transmiten enfermedades lejos de nuestro cuerpo; mismo caso con el lavado de manos para protegernos de los gérmenes.


Insistamos con las rutinas y fortalezcamos hábitos: las rutinas son ideales para combatir el aburrimiento. Si el niño tiene momentos de estudio, juegos y tiempo de calidad en familia, se irá sintiendo más a gusto, aunque su dinámica escolar o preescolar se haya trastocado. Desde mi perfil funcional, recomiendo aprovechar el momento de la comida familiar que es una actividad integradora muy poderosa para los niños y que genera vínculos muy importantes dentro de la alimentación.


Finalmente, aprovechemos esta pausa para compartir tiempo de calidad con los niños y conocerlos mejor, realizar actividades diferentes en casa que normalmente la rutina diaria no permite.


Referencias Bibliográficas

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2003717

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jdv.16387

Hong, Hao & Wang, Yuan & Chung, Hung-Tao & Chen, Chih-Jung. (2020). Clinical characteristics of novel coronavirus disease 2019 (COVID-19) in newborns, infants and children. Pediatrics & Neonatology. 61. 10.1016/j.pedneo.2020.03.001.

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0924857920300947

https://www.rcpch.ac.uk/sites/default/files/2020-03/bprs_management_of_children_admitted_to_hospital_with_covid19_-_20200319.pdf